martes, 24 de abril de 2018

Número 46 de entreTodos

La visión de una madre

La visión de una madre

27-10-2014

“En Edes Ángeles ha aprendido a ser más responsable y a valorar más las cosas”

La valdesana Eva González Suárez tuvo claro desde el primer momento que el colegio Edes era el sitio perfecto para su hija Ángeles Suárez, que llegó a Tapia con 14 años. El próximo junio cumplirá los 21 años y se despedirá del centro educativo, un momento que madre e hija afrontan con pena e incertidumbre. Hablamos con Eva sobre el futuro de su hija y su opinión sobre Edes.

EDES. Ángeles llegó a Edes por tu empeño…

EVA GONZÁLEZ. Ella terminó la EGB en Luarca y me ofrecían ir al instituto pero yo no lo veía claro porque creía que iba a ser una pérdida de tiempo. Yo quería traerla a Edes pero todo el mundo me desanimó. Conocía el centro porque había estado aquí mi hermano y por eso lo tenía claro. Al final lo conseguí.

E. ¿Cómo reaccionó Ángeles cuando se lo explicaste?

EVA. Tenía miedo a encontrarse con compañeros-as muy dependientes y yo la tranquilicé y le expliqué que se iba a encontrar con personas como su tío, que iba a estar bien. Y así fue.

E. ¿Qué crees que le han aportado estos años en Edes?

EVA. Es más responsable y sabe valorar más las cosas.

E. ¿Cómo lleva que éste sea su último año aquí?

EVA. Estamos las dos muy contentas y sé que a ella le va a costar mucho marcharse. Por los profesionales, por los compañeros, por todo. Lo va a echar mucho de menos.

E. ¿Qué futuro esperas para tu hija?

EVA. Tengo esperanzas de que surja algún empleo adaptado para ella. Yo la veo trabajando, hay que ver en qué perfil puede encajar. Este curso además va a hacer prácticas laborales y ella está animada.

E. ¿Qué les dirías a las familias que dudan sobre si escolarizar a sus hijos en Edes?

EVA. Que no lo pongan en duda, que vengan y lo conozcan. Deben de pensar en sus hijos y no tener miedo. Son personas como las demás, nadie es perfecto y se merecen una oportunidad.

E. ¿La gente respeta a las personas con discapacidad?

EVA. Hay de todo, pero aún hay gente que los mira por encima del hombro. Sufro mucho con eso.