lunes, 23 de abril de 2018

Número 48 de entreTodos

“Lo que más me gusta de Edes es el trato normalizado que se da a los chicos y chicas”

“Lo que más me gusta de Edes es el trato normalizado que se da a los chicos y chicas”

24-07-2015

 

La maestra figueirense Ainhoa López Santamarina lleva un año como voluntaria en Fundación Edes. Conoció la entidad gracias a un curso de iniciación al voluntariado, llamó su atención y decidió participar. No solo está encantada con la experiencia, sino que ya se plantea ampliar su formación en Magisterio especializándose en educación especial.

-¿Qué te parece Edes?

-Lo que más me gusta es el trato normalizado que se da a los chicos y chicas. Todos somos tratados por igual y eso está muy bien.

-Y ¿fuera de Edes? ¿se ve ese trato normalizado en la calle?

-Aún queda trabajo por hacer. La gente sigue teniendo ese trato protector que perjudica más que ayudar. Esas expresiones de “pobre” o “me da pena” deberían quedar atrás. La gente tiene que saber que son personas felices y eso lo aprendes con el trato y te das cuenta de que todos somos iguales, cada uno con sus diferencias. Fundación Edes contribuye a enseñar a convivir con las diferencias.

-¿Qué conocimiento previo tenías de la entidad?

-La verdad es que menos de lo que se puede pensar, ya que vivo muy cerca. Está al lado pero tampoco tenía mucha información al margen de las cenas-baile y algún otro evento que organizan. Creo que deberían darse más a conocer y es necesario que la comarca les dé todo el apoyo que necesitan para seguir trabajando.

-¿Cómo animarías a alguien para que se anime a probar la experiencia del voluntariado?

-Creo que deberían probar, no solo por lo que puedan aportar ellos sino por lo que van a recibir. Puede parecer egoísta, pero la verdad es que te sientes valorada y, a la vez, aprendes a valorar más las cosas. De todas maneras, es algo que tiene que salir de uno, venir forzado no es buena idea porque se nota.