domingo, 21 de enero de 2018

Número 50 de entreTodos

La Fundación Edes abriendo caminos para la vida independiente

La Fundación Edes abriendo caminos para la vida independiente

06-04-2016

La Fundación Edes apuesta por un proyecto de vida independiente pionero en el medio rural asturiano. Trabajar y entrenar habilidades relacionadas con la autonomía, la comunicación, la autodeteterminación, las relaciones interpersonales, así como facilitar espacios para la inclusión social a través de la vida independiente son los valores que inspiran este nuevo trabajo.

En la Fundación Edes creemos que las personas con diversidad funcional pueden vivir de forma autónoma y autogestionada. La autonomía, la independencia o la autodeterminación son valores inherentes a todas las personas. Por ello es importante facilitar procesos que sean garantes y materialicen en condiciones de igualdad y equidad la vida independiente de las personas con discapacidad que así lo deseen. 
Nos apoyamos, por un lado, en la Convención de Derechos de las Personas con Discapacidad de la Organización de Naciones Unidas (ONU), que manifiesta que las personas con diversidad funcional tienen “derecho a vivir de forma independiente y a ser incluidas en la comunidad […] con opciones iguales a las demás”. Y, por otro lado, en la filosofía del movimiento Vida Independiente, que sostiene que todas las personas, sea cual sea su diversidad, tienen derecho a la participación plena en la comunidad. 
Sabemos que el acceso a la vivienda y, por tanto, a la vida independiente es un problema que, a día de hoy, afecta sobremanera a las personas jóvenes. La precariedad laboral, la inestabilidad, la falta de formación o el alto coste de la vida, son todas ellas causas suficientes para dificultar cualquier proyecto personal en esta dimensión. Además, en el caso de las personas con necesidades de apoyo se suman, a todas estas dificultades, las barreras propias su contexto social y familiar. Unido a todo lo anterior, y como un condicionante más en la realidad, la dispersión geográfica, propia de las zona rural donde nos encontramos, reduce las oportunidades de las personas que no son autónomas en su desplazamiento, contribuyendo a reforzar las barreras de cara a la incorporación sociolaboral e imposibilitando siquiera contemplar la opción de la búsqueda de empleo. 
Edes, a través del proyecto de vida independiente que está poniendo en marcha, pretende facilitar que personas con diversidad funcional en el nor-occidente de Asturias puedan disfrutar de una experiencia de vida independiente, posibilitando un espacio que propicie el entrenamiento y la adquisición de habilidades relativas a la vida autónoma y a la asunción de responsabilidades derivadas de la misma. Para ello, cuatro personas con diversidad funcional convivirán junto con una persona de apoyo (apoyo natural) en una vivienda situada en una villa del nor-occidente de Asturias. Además de la figura de la persona de apoyo, que será voluntaria y convivirá en la vivienda, se contará con una persona mediadora que facilite los apoyos necesarios en cuanto a la mediación y la parte formativa y de acompañamiento a las personas que participen en el proceso. 
 El proyecto se abre para aquellas personas vinculadas a alguno de los itinerarios del Programa de Empleo y Formación de la Fundación Edes. Por todas las razones expuestas, y más, seguiremos trabajando en pro de la consolidación de un proyecto que, a día de hoy, resulta pionero en el medio rural asturiano. Según vayamos teniendo certezas y evidencias, iremos informándoos de todas ellas.