jueves, 18 de enero de 2018

Novedades

Nuevo convenio de La Obra Social La Caixa para apoyo al Centro Especial de Empleo

Nuevo convenio de La Obra Social La Caixa para apoyo al Centro Especial de Empleo

13-10-2015

El pasado  martes dia 6 de octubre, nos visitaron en la Fundación Edes, Doña Nieves Vigón Bautista, Jefa de zona de La Caixa, y Manuel Marcos Castillo, Director de la Oficina de La Caixa en Navia, para firmar un nuevo Convenio con la Obra Social La Caixa.

Esta subvención solicitada y concedida a Finca El Cabillón, nuestro centro Especial de Empleo, se empleará para potenciar y mejorar el proceso de acompañamiento a los trabajadores en el día a día. Esta es una tarea que lleva a cabo la Unidad de Apoyo a fin de garantizar el aprendizaje, y la mejora contínua en la autonomía por parte de los trabajadores. Finca El Cabillón tiene contratadas 10 personas con diversidad funcional y necesidades de apoyo para la realización de los diferentes servicios, tales como la producción agroecológica, la  jardinería, la venta de flores en noviembre,  la limpieza de portales, la atención al cliente a través de una tienda…etc.

El objetivo principal será el de favorecer el desarrollo personal e integral de los trabajadores con necesidades de apoyo, mediante entrenamientos, seguimiento en el puesto de trabajo, mejora de la formación de los profesionales de apoyo, prospección laboral e interlocución con empresas para favorecer el paso al empelo ordinario, coordinación con las familias y otros agentes sociales, difusión del proyecto y captación de colaboradores.

Finca El Cabillón  ha cumplido en agosto 9 años de trabajo generando oportunidades de empleo para personas con necesidades de apoyo devenidas de una discapacidad psíquica y/o intelectual.

Para la Fundación Edes hablar de empleo y discapacidad  supone hablar de derechos y de calidad de vida. Si esto lo enmarcamos en el medio rural supone además tener en cuenta la amenaza de la exclusión social por dispersión y/o soledad, lo que plantea un reto difícil pero por otro lado, ineludible. El balance de estos años es positivo y alentador, si bien somos conscientes, aun más si cabe, de las dificultades a las que una iniciativa de estas características se enfrentaba; la dispersión del territorio, las distancias entre los núcleos de población y las cabeceras de comarca, la ausencia de redes de transporte de viajeros, … viejos problemas que lamentablemente siguen de actualidad. Las familias los conocen bien, ya que son las que generalmente asumen y compensan esas carencias de infraestructuras y servicios.

Las dificultades encontradas nos han hecho aún  más conscientes del impacto que el empleo tiene en la calidad de vida de las personas con discapacidad. Hemos podido comprobar por nosotros mismos como el desempeñar un trabajo productivo y remunerado incrementa el desarrollo personal y las habilidades instrumentales de la vida diaria, la autonomía y la competencia personal, hasta unos límites que han superado con creces nuestras expectativas.

Hemos comprobado como mejora el bienestar emocional através de las relaciones de amistad que se establecen en el trabajo, así como la seguridad y la estabilidad, que a su vez dependen de disponer de unos servicios que se prestan con garantía de continuidad. También por supuesto mejora el bienestar material, mediante el acceso a recursos propios que contribuyen además a los ingresos de la unidad familiar. Y por otro lado incide en el desarrollo personal porque fomenta la formación y rehabilitación funcional.

Tener un empleo exige desarrollar el control personal y la capacidad de elegir, fomentando con ello la propia autodeterminación. Por último, implica integración en la comunidad, es decir inclusión social.  Por todo ello, la labor que realiza a Unidad de Apoyo es esencial para el éxito del proyecto y esta subvención nos ayudará a mejorarlo.

Noticias Asturgalicia

La Nueva España