martes, 24 de abril de 2018

Novedades

Ejemplo de Responsabilidad Social.

03-01-2018

En estos días de loterías y sueños, como si se tratase de un adelanto de los regalos propios de estas fiestas, hemos recibido en Fundación Edes una buena noticia: los trabajadores de Astilleros Gondán decidieron apoyar entre todos con una donación a la Fundación Edes en su trabajo a favor de la inclusión social y sus esfuerzos por generar nuevas oportunidades para personas con discapacidad en esta comarca. A esta iniciativa se ha sumado también la empresa, aumentando así la cantidad económica.

La iniciativa ha partido de los trabajadores y los miembros del comité de empresa de Astilleros Gondán, que  aprobaron en asamblea destinar a esta Fundación y a su trabajo, una aportación económica que les hace la compañía armadora noruega, para la cual han estado trabajando en los últimos tiempos en la construcción de varios buques en el astillero de Figueras.

A la aportación de la armadora Østensjø, que los trabajadores decidieron donar, se ha sumado otra de la empresa Astilleros Gondán S. A. que también ha querido apoyar la propuesta del comité de empresa. Ambas empresas llevan años asentadas en el territorio, una creando empleo en la comarca, la otra encomendando la construcción de sus buques, trece hasta la actualidad. Pero además con estas aportaciones, son un ejemplo de Responsabilidad Social Empresarial que en su definición consiste en “la contribución al desarrollo humano sostenible, a través del compromiso y la confianza de la empresa hacia sus empleados y las familias de éstos, hacia la sociedad en general y hacia la comunidad local, en pos de mejorar el capital social y la calidad de vida de toda la comunidad”. 

Estas aportaciones suponen un importante apoyo económico que la Fundación Edes, con sede en Tapia de Casariego, Asturias,  destinará a cofinanciar el funcionamiento de los programas y servicios dirigidos a niños, niñas y jóvenes con discapacidad de esta comarca nor occidental de Asturias y A Mariña lucense.

La Fundación Edes, lleva los últimos siete años buscando formas diversas de aumentar sus recursos propios ante la presión que supuso el descenso de las subvenciones públicas y privadas, al amparo de la crisis. La Cena Baile, la Marcha Solidaria, la lotería, los socios colaboradores y las donaciones, son los mecanismos que le permiten cofinanciar y sacar adelante su trabajo, en 2017 esta financiación supuso casi un 30% de los recursos que hacen posible las diferentes líneas de acción emprendidas. Por ello, esta iniciativa de los trabajadores de Astilleros Gondán y de la empresa es un aliciente, una esperanza y una responsabilidad, la de seguir trabajando con compromiso y calidad. Desde la Fundación Edes estamos seguros de la necesidad de desarrollar esta línea de la responsabilidad social corporativa por parte de las empresas de la comarca, apoyando a entidades, asociaciones o colectivos y con ello contribuyendo socialmente en la población local.